martes 22 de septiembre de 2020
Perfil

Pierre Rosanvallon: "La crisis de representación actual se debe a que la sociedad ya no es de clases"

PODCASTS | Por Jorge Fontevecchia | 16 de September 16:39

En una época más de líderes que de partidos, se trastocan las ideas clásicas del pensamiento político. Todo lo sólido se desvanece en el aire, como diría Carlos Marx. En esa lógica trastocada, la voz de este pensador se vuelve esencial: las revoluciones son ahora cambios en los vínculos que muchas veces los políticos, “entrepreneurs del poder”, no llegan a captar. Cambios que se dan paso a paso en una sociedad fragmentada, en la que toda pasión es política.

¿Cómo y de qué forma el populismo es una patología de la democracia?

El populismo es una patología de la democracia, no en el sentido de una enfermedad, sino como su simplificación. La democracia tiene como objetivo un gobierno representativo. El populismo parte de la base de que esta agenda no se cumple y busca simplificarla. Su método es buscar una persona que sea la encarnación de la sociedad. Es el líder como pueblo, al que se llega a través de algo así como un referéndum. Así, sospecha de toda representación intermedia. Una característica común a todos los regímenes populistas es que desprecian a los tribunales constitucionales. Al ser una versión tan simple, la amenaza que se establece es la de caer en formas de autoritarismo. 

Algunos afirman que Donald Trump es el primer presidente “peronista” de Estados Unidos, precisamente por su populismo, ¿encuentra algún paralelismo entre Trump y Juan Perón?

Hay rasgos comunes. La primera característica común es la concepción de los opositores como enemigos. Los populistas no tienen adversarios; tienen enemigos. Y los enemigos son enemigos del pueblo. En la retórica de Trump existe esa perspectiva. Y eso lo acerca a otros populismos. Otro punto en común es la preferencia por el proteccionismo económico. Pero un punto muy diferente es que en América Latina gran parte del populismo lideró políticas redistribucionistas. Y este fue especialmente el caso del peronismo. Trump sigue siendo un ultraliberal, y no es una persona con inquietudes sociales.

por Jorge Fontevecchia

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario