sábado 15 de mayo de 2021
Perfil

Humberto II, el último Rey de Italia

PODCASTS | Por Lucas Boltrino | 01 de May 13:00

Umberto Nicola Tommaso Gennaro Maria di Savoia, príncipe di Piemonte, fue el tercero de los hijos del matrimonio habido entre Víctor Manuel III y la princesa Elena de Montenegro.

En 1923, fue nombrado caballero de la Insigne Orden del Toisón de Oro por el rey Alfonso XIII de España.

Fue en 1924 cuando comenzó una gira diplomática por varios países de América del Sur, y entre sus destinos, estuvo la Argentina. 

El 6 de agosto de ese año, desembarcó en el puerto de Buenos Aires y fue recibido por el presidente de entonces, Marcelo Torcuato de Alvear, y recorrió buena parte del Interior durante varias semanas.

Incluso hubo provincias, como en el caso de San Luis, en el que el día de su visita se declaró feriado, a la vez que lo recibía una enorme comitiva integrada por buena parte del gabinete de entonces, y las colonias de italianos asentadas en el país.

Años después, más exactamente en 1930, Humberto contrajo matrimonio con la princesa María José de Bélgica, y tuvieron 4 hijos.

Pasamos de aquí al 12 de mayo de 1944, cuando se convirtió en "lugarteniente del Reino de Italia". La vida del monarca cambiaría para siempre luego de un mensaje transmitido vía radio por su padre a raíz de la liberación de Roma por las tropas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante esos años, la realeza en Italia estaba íntimamente ligada al partido fascista de Benito Mussolini. Eso hizo que la imagen de la corona quedara seriamente dañada, y se convirtiera, tiempo después, en la principal causante de su desaparición.

Pasamos al 9 de mayo de 1946. El Rey Víctor Manuel III abdicó en favor de su hijo con el fin de que la familia recuperara paulatinamente su brillo

Sin embargo, eso no pasó. Humberto gobernó por solamente 33 días, con lo cual se lo conoció como "el Rey de Mayo", y no tuvo ningún tipo de autoridad para la sociedad italiana de entonces. Incluso, para buena parte de la población, el Rey seguía siendo Víctor Manuel Tercero, radicado en el exilio.

El 12 de junio de 1946, en una elección discutida por los sectores monárquicos, los italianos optaron por la República como forma de Estado. Tras este resultado, Humberto II partió hacia Portugal, para luego radicarse en Suiza y morir en 1983, a los 78 años, sin haber podido concretar el sueño de pisar su suelo una vez más.

Para su entierro, pidió ser sepultado con el sello real de los Saboya, lo cual se tomó como un signo de que con él quedaba caducada la dinastía de los monarcas de Italia.

Actualmente, para la corriente realista legitimista, el heredero al trono es Víctor Manuel de Saboya, hijo de Humberto, y que pudo volver al país recién en 2002 gracias a una reforma constitucional que prohibía la entrada y permanencia de los miembros de la realeza, y por intercesión del entonces papa Juan Pablo II.
 

por Lucas Boltrino

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario