viernes 24 de junio de 2022
Perfil

Gerardo Morales fue papá: “Guadalupe no va a tener el rol de Antonia Macri”

PODCASTS | Por Edi Zunino | 31 de August 13:08

Con 62 años recién cumplidos, Gerardo Morales acaba de ser padre por cuarta vez. Al lado de los tres mayores, que ya pasaron los 30 y hacen sus vidas, la llegada de Guadalupe lo descubrió ante una nueva noción del tiempo, está entrenando para que esa nena “tenga padre para rato” y, por qué no, para que la UCR tenga un conductor y la Argentina vuelva a tener un presidente radical, después de tantos despropósitos. Algo tan natural como un hijo puede llegar a ser un activo extraordinario para cualquier político, con lo que escasean las expresiones de sensibilidad y ternura en un ambiente tan propenso a los desacuerdos y los golpes bajos, a los griteríos y los enojos efusivos. Entonces le pregunté a Morales qué le aporta, más allá de lo que cualquier hijo a cualquier padre, la llegada de Guadalupe al gobernador de Jujuy con ambiciones presidenciales: 
-Mirá, obviamente, nosotros pensamos que gracias a Dios pudo quedar embarazada Tulia. Quisimos tener un hijo. Yo, la verdad, quería tener seis. Podría haber llegado a tener diez, a mí me gustan los chicos. Pero bueno, Guadalupe es la cuarta mía y Tulia también tiene tres, así que ya son siete. Uno no piensa en eso, yo no creo que agregue nada más allá de que la política es la vida y para mí es tan importante. Pero no creo que agregue nada. Los chicos son los chicos y lo tomamos como algo muy familiar. Hicimos una foto, sí, pero cuidando que no se la vea. Preferimos mantener un perfil así y cuidarla.
-Y vos, en eso, pensás que cada cual hace lo que le parezca o cuando vez otro tipo de actitudes… Qué se yo: Antonia Macri estuvo muy presente en la campaña visual de Mauricio Macri…
No… Yo no sé si Guada va a tener ese rol, digamos (se ríe). Más bien queremos cuidarla y preservarla un poco. Más allá de que muchas veces me va a acompañar en estos primeros años. 

Hablando de hijos y de poder, Gerardo Morales me dice que no sabe nada sobre el supuesto embarazo de Fabiola Yáñez, que, de confirmarse, haría padre al presidente Alberto Fernández también a los 62 años. Se ríe cuando le digo que es raro que no hayan desmentido algo tan fácil de corroborar con un EvitaTest.

El jujeño Morales viene de Corrientes, donde el domingo pasado el reelecto gobernador Gustavo Valdés aplastó en las urnas. Se le nota el entusiasmo. Parece que quiere ver una señal de algo más grande:
-Es la primera vez que veo en la capital, por ejemplo, de Corrientes y en algunos pueblos importantes, en los barrios más pobres, que el frente que lidera el radicalismo con Gustavo Valdés, tenga el 80 por ciento de los votos. Te hablo de barrios donde el peronismo ganaba siempre.

Le digo que sí, que el dato es significativo. Pero también le remarco que, en las últimas elecciones provinciales, incluidas las de Jujuy, se viene dando una baja participación. Acaso por un creciente desencanto con la política en general, más allá de las prevenciones para juntarse en lugares cerrados que pueda generar la pandemia:
-Coincido con vos en que hay como una situación de desencanto con la política, en general. Por eso se da la irrupción de algunos emergentes como Javier Milei, que tienen que ver con un mensaje muy anti político y crecen... Entonces, Me parece que allí hay una lectura que hacer y tener mucho cuidado. Hay un componente de eso, pero también tiene que ver la baja participación con la pandemia. Nosotros, acá en mi provincia, también tuvimos un 70 por ciento de jujeños a votar en las urnas. Es bajo, obviamente que sí. Estas son elecciones que votaba el 75 por ciento… En las elecciones de medio término, que son parlamentarias, vota menos. Pero estas son a gobernadores y una elección para gobernador, un 65 por ciento como en Corrientes es poco, es bajo
.
Le pregunto cuánto tendrá que ver la política con este mini boom de la anti política. Y le cito un ejemplo de su propia coalición: se la está criticando mucho a María Eugenia Vidal por su salto de la General Paz (hasta Patricia Bullrich insiste en que hubiera sido mejor candidata). Y esto me dice el gobernador:
-Yo se lo dije a ella. Se lo dije personalmente, en una reunión que no me parecía bien y que era una deserción. Más que hablarle de huir, le dije “desertaste”… Se gana o se pierde en las elecciones… Mirá, te lo digo yo que he perdido tantas veces. Yo fui cuatro veces candidato a gobernador. Tampoco siempre hay que jugar la fácil. Creo que María Eugenia hubiera aportado más y además, ordenaba en la provincia de Buenos Aires su candidatura.

Morales insiste en que no volvería a votar a Mauricio Macri para presidente, aunque no cree que haya que jubilarlo. Tampoco a Cristina Kirchner.  Lo dice porque existen, porque tienen influencia, porque tienen la experiencia de haber estado ahí.  Morales se lleva muy bien con Alberto Fernández, pero le cuestiona el error de haberse jugado todas las fichas a la vacunación contra el Covid-19 como quien dice “¡las vacunas son mías!” y dice que el Gobierno nacional tiene un problema todavía peor: que están todos peleados, incluso “más peleados que nosotros”, dice. Que en la Casa Rosada manda la desorganización, cosa que, digan lo que digan, no pasaba con Cristina. De todos modos, llama la atención que no tenga ningún problema en elogiar a dos ministros, como al camporista Wado de Pedro o al de Producción, Matías Kulfas. “Wado es un gran tipo”, me dice Morales, para mostrarse convencido de que hay que salirse de los tironeos de los ultras del Gobierno y de los propios opositores, porque hay odios de los dos lados y “lo que necesita la Argentina es un master plan” que ninguno puede hacer solo.

Suena bien. Ojalá no sean viejos guitarreos radicales.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario