sábado 25 de junio de 2022
Perfil

Randazzo y el lavagnismo tocan pito

PODCASTS | Por Edi Zunino | 02 de December 12:19

Ayer, en la fiesta anual de la revista NOTICIAS, un conspicuo referente bonaerense del Frente de Todos celebraba una novedad que no le atañe directamente al oficialismo. El hombre estaba contento con la noticia de que Florencio Randazzo, desde el 10 de diciembre, va a integrar el mismo bloque que los diputados lavagnistas Alejandro “Topo” Rodríguez y Graciela Camaño, los peronistas cordobeses Natalia De la Sota, Ignacio Aresco y Carlos Gutiérrez, y los socialistas santafesinos Mónica Fein y Enrique Estévez. Me decía este también diputado electo -que se caracteriza por la moderación y la verborragia- que la integración de ese bloque, sumada a que Emilio Monzó y Margarita Stolbizer armaron otro grupo de cuatro -aunque, en este caso, enrolado en el interbloque de Juntos por el Cambio- preanuncian un clima de concordia en el nuevo Congreso Nacional.
“Se está armando una mayoría transversal tendiente al diálogo para superar la crisis. La conclusión de que estamos en la lona y hay que salir bien del asunto con el Fondo es lo que viene mandando”, me decía esta fuente y no seguimos hablando porque hubo que abrirle paso a Mirtha Legrand, que fue a la fiesta y se sentó en primera fila porque su nieta, Juanita Viale, era una de Los 10 Argentinos del Año distinguidos por la revista.


Por el lado del Interbloque Federal que ahora suma a Randazzo y tiene la bendición de Roberto Lavagna, informaban que “el espacio intentará desmarcarse de la ‘grieta’ y debatir, caso por caso, todos los proyectos desde una posición independiente tanto del kirchnerismo como del macrismo”. 
Apuntan, además, que también quieren sumar a los dos diputados por Río Negro, que responden al ex gobernador Alberto Weretilneck; a otros dos por la provincia de Misiones, que están alineados con el ex mandatario Carlos Rovira, y que también tienden puentes con el Movimiento Popular Neuquino (MPN).
Weretilneck y Rovira mantuvieron buena sintonía con la Casa Rosada hasta las PASO, pero después enfriaron el vínculo. Una bancada de 13 diputados les daría densidad política a los componentes de este sector y los consolidaría como los verdaderos árbitros de la Cámara Baja, pero se dan tiempo hasta la apertura de sesiones ordinarias del año que viene, en marzo, para ver si logran el objetivo. 

Por lo pronto, puede afirmarse que desde ya los están mirando con expectativas desde el dispositivo que comandan Sergio Massa y Máximo Kirchner. El presidente de la Cámara tiene lazos de amistad con varios de ellos.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario