martes 22 de septiembre de 2020
Perfil

El miedo de políticos y periodistas a no transmitir odio cuando sus audiencias lo quieren

PODCASTS | Por Gustavo González | 23 de June 08:20

Vivimos horas complejas y los constructores de grietas están trabajando a full. No se trata solo de un problema político, también es económico y por eso es tan difícil de resolver. Existen esos núcleos duros a los que la grieta les queda cómoda, y les facilita ver la realidad blanca o negra.

Hay un cálculo monetario detrás de los mensajes agrietados de los políticos. Cuanto más descalifican a sus adversarios, más votos obtendrán. Y cuantos más votos obtengan, más posibilidades de llegar al poder.

También para ciertos medios de comunicación la grieta es un negocio. Como en cualquier empresa los medios tienen una lógica comercial, aunque digamos que para muchos el periodismo no es un fin en sí mismo. Pero la grieta aparece como un camino más sencillo para lograr éxito. Cuanto más se grita y se insulta en un programa periodístico más rating se tiene.

Escuchá la columna completa de Gustavo González, desde la redacción de Radio Perfil.

 

por Gustavo González

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario