lunes 27 de junio de 2022
Perfil

El Dipy Presidente (o la revoluta del cheto arrepentido)

PODCASTS | Por Edi Zunino | 02 de June 11:57

A David Adrián Martínez le dicen El Dipy y se hizo famoso primero como referente de la cumbia villera; después, por una denuncia de violencia de género que al parecer no existió y ahora no para de aportar entrecomillados para los zócalos televisivos, como supuesta voz autorizada de los sectores sociales más castigados, aunque sus definiciones pueden ir más allá delo que cualquiera puede ver. El lunes, en el programa de Mariana Fabbiani en El Trece, se quejó porque “están subiendo los impuestos en plena crisis”, para terminar diciendo, en tono de amenaza, que “si no se termina esta farsa, hay que salir para que se termine”. Ultimátum bailantero.

El Dipy es entrerriano de nacimiento, pero se crió en La Tablada, en el viejo corazón fabril de La Matanza, que vendría a ser la capital nacional de los pobres, con una superpoblación que la convierte en la virtual quinta provincia del país. Si sus canciones sirvieran para definir una manera de pensar, podríamos inferir que El Dipy profesa una especie de clasismo contestatario pre-ideológico y naturalmente violento.

En el tema “El cheto arrepentido” dice:
“Cheto atrevido, toma mema, antichorro, / anticumbia, resentido, soba quena en la bailanta qué querés, / si sos un cheto arrepentido vas a ver, / que con los pibes no vas a joder / y de este baile te vamo’a correr”.

Está a tono con otra, titulada “Nos están buscando”:
“Dicen que los chetos nos están buscando / a nosotros los negros, / negros cumbieros de corazón. / Pero yo acá a vos te estoy esperando. / Dale cheto, arrancá: / ¡yo se que vos sos cagón!”.

Por origen, por barrio y por fraseología, cualquiera podría prejuzgar que el El Dipy es peronista. O al menos insospechado de ser macrista, porque el kirchnerismo conurbano suele llamar “chetos” a todos los porteños y, sobre todo, a Mauricio Macri, que vendría a ser el rey de la chetez. Pero no. El Dipy es opositor. O, más bien, un emergente exitoso de multitudes enormes y más que nada jóvenes ubicadas por fuera de casi todos los códigos del sistema (digamos que en el coro griego de la tele ramplona desempeña ese papel).

El Dipy salta mal cuando lo señalan como macrista. Ayer, mientras entraba la noche, subió a su cuenta de Twitter: "Podrido me tienen diciéndome MACRISTA, ni lo conozco a Macri. ¿Tanto quieren que lo conozca? ¿Qué les pasa? Si no pienso como ustedes, ¿soy de Macri? Me cansaron. Solo por el placer de verlos reventar de bronca a los K, le voy a pedir una foto. Hola, @mauriciomacri ¿sale selfie?” y arrobó la cuenta oficial del expresidente.

Macri tardó unas dos horas y media, pero le respondió: “Cuando quieras hacemos la foto”. Y El Dipy se mató de risá y les deseó a los K que “revienten”.

Preparate, porque a esa foto se le va a dar la intensidad de un acontecimiento político. Dentro del PRO están convencidos de que, hoy, lo superficial es pura profundidad para gran parte de la sociedad en que vivimos.

Sea como sea, por lo menos El Dipy suena más profundo que Miguel del Sel.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario