miércoles 27 de enero de 2021
Perfil

El 8 de enero de 1985 el gobierno colombiano y el movimiento guerrillero M-19 firmaron un acuerdo de paz

PODCASTS | Por Radio Perfil | 08 de January 09:00

Desde el inicio de su gestión como presidente en 1982, Belisario Betancur planteó la necesidad de iniciar un proceso de paz y diálogo con las guerrillas armadas para darle fin a la violencia política en Colombia. Una de sus primeras medidas, en este sentido, fue el proyecto de Amnistía que presentó ante el congreso y que se convirtió en ley a pocos meses de su asunción.

La aplicación de este perdón general posibilitó la libertad de la mayoría de los presos políticos integrantes de las guerrillas, con excepción de los crímenes atroces. Paralelamente, eliminó el “Estatuto de Seguridad” de su antecesor, Julio Cesar Turbay, que no contemplaba ningún tipo de acuerdo con el enemigo y le otorgaba amplias facultades a las Fuerzas Armadas y creó una Comisión de Paz que comenzó a funcionar en 1983.

Estas medidas fueron consideradas un acto de reconocimiento a los grupos armados que comenzaron a ver vistos, desde el gobierno, como actores políticos e interlocutores válidos y no como delincuentes violentos. Del diálogo propuesto participaron las llamadas Fuerzas Armadas Revolucionarias, el Ejército Popular de Liberación, el Movimiento 19 de Abril y el Ejército de Liberación Nacional, entre otros.

El 28 de marzo de 1984, en Uribe, se firmó el acuerdo de cese al fuego con las FARC por lo que todos los frentes de esa organización cesaron sus actividades. Betancur correspondió ordenando lo mismo a las Fuerzas Militares.

El proceso de paz avanzaba y unos meses después, el gobierno suscribió el mismo pacto con el M-19 en Corinto, con el Ejército Popular de Liberación en Medellín y con el Movimiento de Autodefensa Obrera en Bogotá.

Mientras las guerrillas empezaron a organizarse para hacer su tránsito hacia la vida política, el gobierno avanzaba en lo que se llamó el Plan Nacional de Rehabilitación en las regiones más afectadas por el conflicto. Sin embargo, la pacificación colombiana se fue debilitando ante la crisis económica reinante y su consecuente deterioro social; al tiempo que la violencia volvió a recrudecer con el asesinato de varios dirigentes de las organizaciones guerrilleras.

El asalto al Palacio de Justicia por parte del M-19, el 6 de noviembre de 1985, dio por terminado el proceso de paz iniciado por Betancur. Finalmente, con el asesinato del ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla, se inició una nueva guerra al interior de Colombia, esta vez con el narcotráfico.

Guión de Javier Pasaragua y locución de Ariel Dauría. 

 

por Radio Perfil

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario