lunes 27 de junio de 2022
Perfil

El 14 de diciembre de 1993 murió la escritora Silvina Ocampo

PODCASTS | Por Radio Perfil | 14 de December 07:21

Silvina Inocencia Ocampo Aguirre nació en 1903 en una lujosa casa de la calle Viamonte 550. Era la menor de seis hermanas. Como era tradicional en toda familia de la alta burguesía porteña de la época, Silvina fue educada por varias institutrices extranjeras, que le enseñaron a hablar en francés y en inglés. Para ella, el español era su tercera lengua.

Antes de consolidarse como escritora, fue artista plástica. Estudió pintura y dibujo en París, donde conoció a grandes representantes del surrealismo. Por intermedio de Jorge Luis Borges, conoció a un muchacho nueve años menor que ella y se enamoró de inmediato. El joven se llamaba Adolfo Bioy Casares, con quien se casó en 1940.

La revista Sur agrupó durante años a un grupo de escritores de gran talento que marcó toda una época en la Argentina. En esa publicación se destacaban especialmente su marido Bioy Casares, su gran amigo Borges, y su hermana Victoria Ocampo, fundadora y directora de la revista.

Silvina pasó inadvertida en el panorama literario argentino y vivió siempre a la sombra de esas tres grandes figuras. Su irrupción en el contexto literario local vino de la mano de un libro de cuentos, Viaje olvidado. Tras un largo período dedicado a la prosa, en el 62 publicó otro poemario titulado “Lo amargo por lo dulce”, que enseguida quedó considerado como uno de sus mejores logros en el género. En compañía de Borges y su Bioy Casares, preparó una Antología de la literatura fantástica, que se convirtió en una de las piezas emblemáticas de esa corriente.

Posteriormente, volvió a colaborar con su esposo en la novela policíaca “Los que aman, odian”. Esta obra fue llevada al cine en 2017 por Alejandro Maci en una película protagonizada por Guillermo Francella y Luisana Lopilato.

Gracias a la composición estructural de sus relatos, Silvina Ocampo consiguió dejar plasmada una corrosiva crítica de las convenciones sociales de su tiempo. La crítica literaria la ignoró hasta finales de los ochenta, sin advertir la complejidad, el humor y la originalidad de su obra.

Murió a los 90 años, tras una larga enfermedad degenerativa. Su último libro, “Las repeticiones”, fue publicado póstumamente en 2006.

Guión de Eduardo Santachita y locución de Pita Fortín. 

por Radio Perfil

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario