Monday 22 de July de 2024
Perfil

Eduardo Belliboni: "La idea de eliminar el derecho de protesta para resolver problemas es un error"

PODCASTS | Por Jorge Fontevecchia | 31 de May 15:30

El líder del Polo Obrero, crítico de Macri y CFK, fue metalúrgico, ferroviario y colectivero, pero lo despedían por crear nuevas comisiones internas sindicales. Habla de sus comienzos en política, su formación y la relación con los ministros que pasaron por Desarrollo Social. Las diferencias con otros dirigentes sociales peronistas y el peligro del narcotráfico en los barrios.

En su cuenta de Twitter se define como hincha de Racing, ferroviario de corazón y trosko funcional. ¿Qué es trosko funcional?
En realidad, tiene que ver con que me han dicho funcional al gobierno desde todos lados. Cuando estaba Macri, me decían que era funcional al gobierno peronista; ahora me dicen que soy funcional a Macri. Soy funcional a Trotsky, es lo único a lo que soy funcional. 

¿A Macri? 
Antes, con el gobierno de Macri me decían que era funcional a los que eran opositores a Macri; después, cuando vinieron los peronistas, finalmente yo era funcional a Macri, a la derecha, a Juntos por el Cambio. Bueno, siempre uno es funcional a algo en la vida, eso es inevitable. 

Déjeme tratar de conocerlo mejor y conocer su relación con el mundo del trabajo. Usted cuenta que lo despidieron de todos los trabajos en relación de dependencia, porque organizaba comisiones internas, pero si no entiendo mal, eran comisiones internas no oficiales, creaba alternativas, o sea que las propias comisiones internas oficiales aplaudían su despido... 
Totalmente; creo que no lo pudo haber definido de mejor manera. En el ferrocarril, que es para mí, mi trabajo. No solo por lo que es, por lo que significa, por lo que significó, yo llegué muy tarde, mi abuelo fue ferroviario, sino porque era un trabajo en el que me formé como electricista.

¿Cuántos años de su vida estuvo? 
Poco tiempo, siete, ocho años.

¿Su hermano era el líder sindical?
También organizaba una agrupación sindical, mi hermano falleció en el Sindicato de Luz y Fuerza, también independiente de la burocracia del sindicato. 

¿Su padre trabajó en Segba?
Mi padre trabajó en Segba y mi abuelo sí era ferroviario, del mismo lugar donde yo trabajaba en el taller de Escalada; en su momento, cuando trabajaba mi abuelo, había 10 mil personas y allí se realizaban todas las tareas inherentes a un taller que construía los trenes y construía las máquinas. Es decir, se fundían las bielas y se hacían los bancos, todo en el taller de Escalada. 

Su padre era colectivero primero y después entró a Segba. 
¡Cómo sabe realmente!, la información que tiene, porque no es muy común que me pregunten sobre mi padre, él falleció en el año 69. 

Quiero entender cómo llega usted a su militancia y tratar de comprender lo filogenético.
No sé si tiene que ver con lo genético porque con mi viejo... 

Filogenético. 
Filogenético. Bueno, puede ser. Había algo ahí, evidentemente. Yo me crié en el Sindicato de Luz y Fuerza, hasta los 10 años iba con él al sindicato, allí aprendí los primeros acordes de la guitarra, porque se enseñaba guitarra.

¿Por qué su papá dejó de ser colectivero y entró a Segba?
No sé; realmente alguien le debe haber conseguido el trabajo. Yo tenía 9 años, mi padre muere cuando tengo 10, entonces no sé bien, pero para nosotros fue un cambio de vida extraordinario.

Usted también fue colectivero.
Yo también. 

Creo que dijo por algún lado que es el peor trabajo del mundo. 
Es el peor que tuve. Tuve uno peor, que era de remisero, porque ni siquiera ganaba plata, fue en la época de 2001.

¿Hasta 2017 fue remisero?
Hasta el 2017 fui remisero, un poquito antes, me parece, dejé de ser remisero y empecé a trabajar más de electricista.

Hace tres años usted era una persona desconocida. 
Totalmente, por suerte para mí. La verdad que no lo buscaba porque tiene sus bemoles. A veces uno se encuentra con gente de la calle, los saluda, a otros no los saluda tanto, tiene que discutir, se generan situaciones que no son las ideales. 

No es normal que una persona se haga visible a los 60 años; en líneas generales, la militancia produce que a los 40, a los 50 las personas son o no son visibles. 
Son acontecimientos que en un punto escapan a las posibilidades de uno, a las intenciones, se van dando circunstancias, situaciones. Nosotros creo que tuvimos un gran acierto cuando caracterizamos a este gobierno, cuando todas las organizaciones pensaban que podía ser un paso adelante, una cuestión progresiva, nosotros caracterizamos lo contrario. Dijimos: “vamos a un desastre con este gobierno”. 

¿Será que ustedes encontraron una herramienta en el acampe? 
No sé, no creo que tenga que ver con el acampe exclusivamente. Puede ser que la medida, la forma, haya llamado la atención. No había antes muchos acampes, a pesar de que hicimos también con Macri acampe.

Pero ustedes hicieron del acampe su marca registrada.
Puede ser, se creía que el acampe era una medida extrema donde al Gobierno no le quedaba más remedio que dar alguna respuesta, no es tan así. Porque a veces acampamos, tomamos medidas y los gobiernos no responden. Un acampe es una manifestación de lo que ocurre en un barrio, de la pobreza que hay, de la gente, ahí los periodistas pueden entrevistar a la gente, pueden ver la realidad social que a veces no se ve. Un acampe también es un espacio libre, en el sentido de que la gente no va al centro habitualmente, los compañeros de los barrios solamente van cuando van acompañados y sienten que pueden estar protegidos, porque yo he visto cómo la Policía de la Ciudad o de algunos centros también en la Provincia de Buenos Aires, centros más elegantes, al chico que está con gorrita o a la mujer que tiene una característica particular en su vestimenta, la tratan mal. Hay un rechazo al pibe de gorrita, al compañero o compañera que no está bien vestido porque naturalmente no tiene ropa para ponerse, de algunos lugares son rechazados. No le diría racismo porque es un poco mucho, pero hay cierto clasismo que los compañeros sienten, en el acampe se sienten más protegidos. 

Escuchá la entrevista completa en Radio Perfil.

 

por Jorge Fontevecchia

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario