lunes 19 de abril de 2021
Perfil

José Luis Espert: "La caída del PBI puede ser peor que la del 2002"

PENSANDO EL CORONAVIRUS | Por Jorge Fontevecchia | 20 de April 20:09

El economista y ex candidato a presidente José Luis Espert fue entrevistado por Jorge Fontevecchia en el ciclo Pensando el Coronavirus. Espert alertó sobre una posible "desestablización macroeconómica", una caída del PBI más alta que la del 2002 y una disparada del déficit fiscal. Además, pidió eliminar todas las leyes laborales hasta fin de año y elogió la asistencia al sector privado que anunció el gobierno. Escuchá la nota completa en exclusiva para Radio Perfil FM 101.9.

"El pronóstico que tengo es que estaríamos en el orden del 2002, alrededor del 11%, es el piso que tengo yo de caída del PBI para este año. Eso esconde que a lo mejor en el trimestre de ahora de abril, mayo y junio tenés una caída del 15 o 20% y que después deja de caer tanto", advirtió Espert. Y agregó: "No deseo que ocurra, la caída del PBI creo que puede ser peor a la del 2002". 

Consultado por una comparación con uno de los peores años de la historia para la Argentina como lo fue el 2002, el economista dijo que diferenció que "tuvimos 6 presidentes en un trimestres en 2002. No veo un gobierno con el deseo de robarles los depósitos a la gente como ocurrió en el 2002. No veo esas condiciones de una evaporación política. Sí puede haber alguna desestabilización macroeconómica este año, no lo pronostico pero lo pongo sobre la mesa, eso va a depender de qué se hace con la deuda, qué propuestas de financiamiento del déficit fiscal".

Precisamente, sobre el déficit fiscal, Espert se explayó bastante. Es que para él se debe financiar con las medidas justas de emisión, deuda y reservas, y no "cargar las tintas sólo con una de las tres". "Ahí está mi miedo, a una desestabilización. Hablo de que nos quedemos con muy pocas balas para financiar al mega déficit fiscal al cual vamos por el derrumbe en la actividad, en la recaudación y el aumento del gasto público para el salvataje -correcto para mí- del sector privado. Por eso es importante que la Argentina no entre en default con la deuda". 

Según el candidato, "el déficit fiscal en este segundo trimestre anualizado es de 10 puntos del producto, entre los más altos del último medio siglo".

En ese marco es en el que Espert pidió recortar los salarios de los empleados públicos que por el aislamiento obligatorio no se encuentran en actividad laboral: "Acá no importa si sos liberal, keynesiano, comunista, tenés que usar la cabeza. Tenés una cuarentena que te derrumba la actividad, la recaudación, nadie puede ni debe pagar impuestos. Te aumenta el déficit para salvar correctamente al sector privado. Tenés que bajar el gasto público y los salarios de los sectores del estado que están cerrados sin prestar servicios no deberían tener el 100% de los salarios, porque aparte la gente no está pagando impuestos". 

No obstante, consultado si hay posibilidades de que en la Argentina se vuelva a vivir una "hiperinflación", Espert dijo que no lo cree posible pero que "si se cargara mucho las tintas sobre la emisión podríamos tener un salto muy fuerte en precios y con inflación muy alta. Tenemos que tener abiertos todos los canales, osea también la deuda".

Por otro lado, el economista aseguró que por esta crisis mundial, "indefectiblemente todos los contratos se van a reformular, como el de los alquileres". Pero enfatizó en las leyes de contrato de trabajo, la ley de indemnizaciones por despido y toda la arquitectura de leyes laborales: "deberían suspenderse hasta fin de año y que se permita tener una negociación totalmente descentralizada y sin límites de libertad entre trabajadores y empresas para firmar un contrato de que se pueda sostener en el medio de una cuarentena y cuidado, después de la cuarentena no es que las empresas van a empezar a producir de golpe a tope, hay que darle mucha flexibildad al sistema para evitar quiebras y que explote la tasa de desempleo". 

Respecto de la oferta de renegociación de la deuda, argumentó que "hubiera hecho otra cosa con la deuda. Sería crítico no entrar en default. Pagar con reservas, acordar con el fondo (FMI) y dejar la negociación después de la pandemia, previendo que explotaría el déficit".

Sobre la reacción del gobierno argentino, fue muy crítico en su análisis por considerar que se llegó tarde a la pandemia con las medidas económicas y de salud: "Tuvimos un ministro de Salud (Ginés González García) que desestimó la posibilidad de tener coronavirus en el país, obviamente detrás de ese diagnóstico viene todo lo demás. Lo subestimaste, no compraste test, respiradores. Todo tiene que ver con todo, si arrancabas temprano con eso. Hubieran tomado las medidas económicas de ahora antes. Hay empresas que ya murieron. Tiene que haber baja de impuestos también, impuestos a las ganancias. Las empresas no van a poder pagar las alícuotas de ganancias. Tiene que hacerse un ajuste en el gasto público en la parte del Estado que está cerrada. En los privados ya está ocurriendo y va a seguir pasando". 

Por último, Espert analizó la coyuntura internacional y comparó el Plan Marshall con el sistema de créditos de Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional: "El fondo está con programas de apoyo muy grande, está ocurriendo en el mundo un Plan Marshall de una manera más institucional". 

por Jorge Fontevecchia

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario