domingo 25 de julio de 2021
Perfil

Los turistas del fin de semana largo gastaron $14.066 millones

ECONOMíA | Por Julieta Colella | 05 de April 09:41

Arrancamos esta semana después de transitar un fin de semana largo polémico, podríamos decir, en relación al turismo interno y el aumento notorio de casos de COVID-19. 

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa elaboró un informe sobre los números que nos dejó esta Semana Santa. Alrededor de 4,2 millones de turistas locales visitaron distintos puntos del país y desembolsaron alrededor de $14.066 millones a lo largo de los últimos cuatro días. 

Claramente la cantidad de turistas y lo gastado no tiene comparación con la Semana Santa anterior, debido a que en el 2020 cayó en medio de las primeras medidas de aislamiento obligatorio. Sin embargo, según indicó el informe, los números de este fin de semana largo estuvieron cerca de recuperar los valores pre pandemia. El último fin de semana santo fue en 2019, con 4,7 millones de turistas. 

Obviamente, a diferencia de otras épocas, el argentino se quedó a vacacionar en el país y hubo muy poco turismo internacional por el cierre de fronteras. Entre los centros más elegidos encontramos las localidades de la Costa argentina, Córdoba, Tucumán y Mendoza. 

Me parece que estos números alentadores, al menos para el sector del turismo, se van a ver opacados rápidamente, en caso de implementarse mayores restricciones sanitarias, como se viene suponiendo. Está claro que una nueva cuarentena podría amenazar la estabilidad cambiaria y la dinámica inflacionaria de cara al 2021, y no lo digo yo, sino que fue el mismo Martín Guzmán el que lo dijo el día sábado. 

Lo que pasaría es que un aumento del gasto o subsidios para sostener a una economía nuevamente cerrada, vendría acompañado de una menor recaudación por el menor nivel de actividad. Esta situación, por lo tanto, derivaría en un aumento del déficit fiscal. 

Pasa también que, frente a un mercado internacional que permanece cerrado para Argentina, la emisión monetaria podría volver a ser la principal fuente de financiamiento al sector público, lo cual representaría un riesgo para la estabilidad de los precios y del tipo de cambio.

A pesar de que el gobierno logró controlar el tipo de cambio, ante un escenario en el que la emisión monetaria volvería a encenderse con fuerza para financiar el gasto, la necesidad de controlar el dólar podría ser mayor todavía. 

por Julieta Colella

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario